Imagen de la versión receta con harina normal de trigo 
y cúrcuma como colorante natural amarillo

HOOOOLAAA BIZCOCHINES!!! La etapa de sol y playa se me acabó y… ¡vuelta a la realidad! Aunque tengo que decirles una cosa, la realidad también es una maravilla: nueva temporada, proyectos nuevos y… ¿¿¿¡¡¡pantalones nuevooosss!!!??? Jajaja! Pues ¡que me quiten lo bailao, amigo! Menudos festivales paelleros, costilleros, mojiteros (esa historia ya la conocen) y festival de todo, familia, achuchones, merendolas, paseos, amigos,… Con eso uno vuelve QUE NO CABE EN SÍ, ¡PERO DE GOZO! Qué maravilla… creo que se nota que he vuelto con las pilas cargadas, tanto, que después a uno le entran como remordimientos, sabes, y claro, lo primero que se me ocurre es hacer una recetita rica con harina integral y azucar moreno… Jajaja! Vean, vean…

 

Pues sí, así es… un bizcochito con muchas menos calorías ya es algo, no? Vamos, que te apetece algo dulce, pues toma bizcocho de plátanos, integral, para digerirlo mejor. ¡Pa’dentro!


Aquí les pongo la receta por escrito, pero también la pongo en vídeo y verán lo rápida y fácil que es (además, en el vídeo tienen la receta con medidas de vaso de yogur, bueno, yo justo cogí el de un yogur que tenía más grande, pero con el normal también lo haces genial), y lo tenemos todo a mano! Desde que la prueben van a tener que atarse las manos porque no van a querer comerse los plátanos hasta que estén requetemaduros para poder hacer este súper rico queque! O bueno, también pueden convertirse en el CLIENTE MÁS ADORADO DEL FRUTERO al ir a comprarle: “Señor frutero, quiero los plátanos más maduros que tenga”. Vamos, que se le saltarán las lágrimas cada vez que nos vea entrar en la “fruti”.

** INGREDIENTES:

 

  • 3 huevos medianos
  • 200 gramos de azúcar moreno
  • 190 ml de aceite de girasol 
  • 220 gramos de harina integral
  • 1 cucharada sopera de levadura
  • 1 cucharadita (de las de café) de canela
  • 4 o 5 plátanos bien maduritos
  • Opcional: 2 cucharaditas (de café) de cúrcuma (colorante amarillo natural, fantástico). Yo se las puse a la versión con harina de trigo normal.


     
>> NOTA: SI QUIERES HACER LA VERSIÓN CON HARINA DE TRIGO NORMAL, PUEDES PONERLE LA MISMA CANTIDAD QUE DE HARINA INTEGRAL Y AÑADIRLE, PARA DARLE UN TOQUE DE COLOR ACORDE CON EL INGREDIENTE PRINCIPAL (EL PLÁTANO, CLARO, JE) UN PAR DE CUCHARADITAS DE CAFÉ DE CÚRCUMA (ES UN COLORANTE NATURAL (TONOS AMARILLOS) IDEAL, ESO SÍ, AUNQUE SI LO PREFIERES PUEDE SER COLORANTE ARTIFICIAL, COMO PREFIERAS Y SEGÚN TENGAS A MANO).



** ELABORACIÓN: (La tienen en versión video-receta y también escrita)

 

1. Preparamos un molde rectangular de unos 40×30 cm (también pueden utilizar un molde redondo de unos 30 cm de diámetro. Yo lo uso cuadrado porque luego me gusta cortar el bizcocho en 6 porciones cuadraditas que quedan muy cuquis). Engrasamos el molde y esparcimos almentras picadas o el fruto seco que más les guste, además de esparcir también azúcar moreno y canela. (La verdad es que yo le puse pocas almendras, pero era sólo para decorar un poquito. Igualmente, lo de añadir los frutos secos es opcional, claro). Una vez añadidos estos ingredientes, ponemos como medio plátano picado también y así, si la presentación te parece más bonita poniéndolo boca abajo, se ven los platanillos picados.
2. Precalentamos el horno a 180 grados.
3. En un bol mezclamos  los ingredientes secos: la harina, la canela y la levadura.
4. En otro bol, mezclamos los 3 huevos con el azúcar. Batimos hasta que quede una mezcla blanquita y esponjosa.
5. Añadimos todos los plátanos que previamente (en caso de que estén maduros pero no mucho) habremos picado, unos, y aplastado otros. En caso de que estén bien maduros se pueden añadir partidos a la mitad y casi se deshacen solos (esto mejor hacerlo con la pala en vez de con las varillas).
6. Añadir la mezcla de harina, levadura y canela de forma gradual y parar de mezclar cuando vean que tienen ya una crema homogénea, que ha ligado. No sobrebatir.
7. Verterlo en el molde y hornear a 180º durante unos 35 minutos. Una vez pasado este tiempo, pinchar para comprobar si está listo o si necesita más tiempo.

Una vez horneado, dejarlo reposar 10 minutillos en el horno y ya puedes desmoldar y que termine de enfriar sobre una rejilla.

Y una vez frío… ¡ Toca lo mejor de todo! ¡CATARLO! ¡Sí! Catar un queque SIN REMORDIMIENTOS! Jajaja! En Madrid no había ni un gato, es lo que tiene agosto, así que me eché mi banquetita a la calle y al fresco (porque este día hacía fresco) que me lo merendé!

 

¡Esto tienen que probarlo!
Y EN LA PRÓXIMA ENTREGA… 
¡¡¡CUPCAKES DE BOUNTY!!!
¡SE OS VA A HACER LA BOCA AGUAAAA!
 
¡UN BESAZO, BIZCOCHINES!